¿LAS LEGUMBRES TE DAN GASES? MANERAS DE EVITARLO

Muchas personas evitan comer legumbres (lentejas, garbanzos, judías, frijoles…) porque les producen incómodos gases. Pero las legumbres son un alimento muy interesante a nivel nutricional que se recomienda incluir 3-4 veces a la semana en nuestra alimentación.

¿A qué se debe que nos produzcan gases?

"Las legumbres poseen un alto contenido en oligosacáridos, que es un tipo de almidón resistente que nuestro intestino no puede descomponer y se queda sin digerir hasta que llega al colon. Por tanto, los oligosacáridos se descomponen por medio de fermentación bacterial, que produce gases. En esto son diferentes a otros alimentos, de ahí que provoquen más gases en comparación con otras comidas". Señala Kelly Hogan, nutricionista clínica en el centro para el cáncer de mama del Hospital Monte Sinaí (Nueva York, EE UU). También hay otros alimentos que contienen oligosacáridos, como las cebollas, el ajo, el puerro, los espárragos, las alcachofas, el brócoli, las coles de Bruselas y el repollo.

Algunas legumbres, como las lentejas y los guisantes, suelen producir menos gases que otras. Las lentejas rojas, que además no tienen piel, son muy digestivas, por lo que son una buena opción para empezar y para personas con problemas gastrointestinales. Además, dependiendo de la elaboración, es posible reducir su poder flatulento. ¿Cómo?

- Es importante, sea cual sea la legumbre que vayas a cocinar, que las dejes en agua toda la noche anterior. Y que luego la cocines con agua fresca (no el agua donde han estado en remojo).

-Otro truco utilizado ya desde hace muchísimos años es agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio al agua en la que las remojamos.

- “Asústalas” de 1 a 3 veces durante su cocción, es decir, añade un poco de agua fría para cortar el hervor.

-Añade alga Kombu durante la cocción. Contiene una enzima que ayuda a descomponer las fibras indigestas.

- Añade especias como el hinojo, el comino, el tomillo o el romero, o también dos hojas de laurel.

- Asegúrate también de aclarar las legumbres que vengan en bote, ya que estos oligosacáridos son solubles y se pueden quedar en el agua.

- Y por último no olvides que es importante comer despacio y masticar bien para facilitar la digestión.

Celia Cárdenas. Técnica en Herbodiétetica. Tiendas Natur.